blog-esp

Miércoles, 23 Febrero 2011 22:03

Impuesto especial sobre embarcaciones de recreo: embarcaciones extranjeras.

Escrito por 

 

El impuesto especial sobre las embarcaciones de recreo, es aplicable a todo el territorio español y su objeto es gravar en fase única, la primera matriculación definitiva.


 

En España deben matricularse los medios de transporte, nuevos o usados, sobre los que recae el Impuesto de Medios de Transporte (IMT), cuando se destinen a ser utilizados en territorio español por personas o entidades residentes en España o que sean titulares de establecimientos en España.

El incumplimiento, origina la inmovilización de la embarcación hasta que se regularice su situación.

Para la matriculación definitiva del medio de transporte, debe acreditarse el pago del impuesto o el reconocimiento de la no sujeción o exención. La exigibilidad del impuesto, requiere que la embarcación tenga que utilizar en España, y además el carácter de residente de la persona que la utilice. No procederá el impuesto cuando una sociedad no residente, sin establecimiento permanente en España, compra en España, a través de una sociedad española, embarcaciones que no navegaran por el territorio español, al no ser necesaria la matriculación definitiva

En caso de que la entidad española decida matricularse con carácter definitivo la embarcación en España, sí que se produciría el hecho imponible del impuesto Así pues, la circulación y utilización de un medio de transporte por un residente en territorio español, determina la obligación de matriculación de la embarcación en España, con total independencia de cuál sea la residencia del armador de la embarcación.

Las embarcaciones matriculadas en otro Estado miembro de la UE y que sean utilizadas en España por personas no residentes no deben ser objeto de matriculación en España

Está sujeta al impuesto, la primera matriculación de:

a) Embarcaciones y buques de recreo o de deportes náuticos, nuevos o usados, que tengan más de 8 metros de eslora, en el Registro de matrícula de buques ordinario o especial, o en el registro de la correspondiente federación deportiva, si no son inscribibles en el Registro de Matrícula de buques, y de b) Las motos náuticas, cualquiera que sea su eslora.

No se encuentra sujeta al impuesto la matriculación: las embarcaciones de recreo y deporte en régimen de matrícula turística ni de la primera matriculación definitiva de embarcaciones en el Registro Especial de Buques y Empresas Navieras correspondientes al régimen fiscal de Canarias.

En ambos casos, habría que presentar la correspondiente declaración.

No es objeto de matriculación definitiva en España una embarcación de recreo, propiedad de una entidad no residente en España y que ocasionalmente navega por aguas españolas acogida al régimen de importación temporal.

Está exenta la primera matriculación definitiva de las embarcaciones y buques de recreo o deporte náutico cuya eslora máxima no exceda de 15 metros, matriculados por la afectación exclusiva al alquiler Se entiende que no hay ninguna actividad de alquiler cuando el titular de la embarcación cedida para su arrendamiento a una persona a él vinculada, reciba un derecho de uso total o parcial sobre dicha embarcación o sobre cualquier otra de la que sea titular el cesionario o una persona vinculada al cesionario.

También quedan exentas las embarcaciones que solamente puedan ser impulsadas a remo o pala, así como los veleros de categoría olímpica La referidas exenciones, se condicionan al previo reconocimiento por parte de la propia Administración Tributaria.

Está exenta la matriculación en España de las embarcaciones de recreo como consecuencia del traslado de residencia desde el extranjero, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

a) Residencia habitual de los interesados en el extranjero como mínimo durante los 12 meses consecutivos anteriores al traslado;

b) Adquisición o importación de las embarcaciones de recreo en el país de procedencia en condiciones normales de tributación, no pueden haber disfrutado de ninguna exención o devolución con ocasión de su salida

c) Utilización del bien por los interesados en el país de origen, al menos durante 6 meses antes del traslado.

d) Imposibilidad de transmisión del medio durante los 12 meses siguientes a su matriculación. El caso contrario implica la exacción del impuesto referido a la fecha del incumplimiento.

i) Solicitud de matriculación en el plazo de 30 días

La base imponible del impuesto para las embarcaciones nuevas coincide con la base imponible del IVA, y para las embarcaciones de recreo usadas estará formada por su valor de mercado en la fecha de devengo y el tipo salvo excepciones autonómicas y deducciones es del 12%.

Leer 2674 veces
Mercè Moliné

Email Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla